Etiquetas

, , ,

Volvemos a la carga con una receta fácil y rápida. Hoy toca tarta de manzana. Bueno, para ser realistas no es exactamente una tarta de manzana, sino una mezcla de ésta con un pudding más o menos. Lo bueno que tiene es el tiempo que se tarda en hacer (sin contar el tiempo de cocción en el horno) y que la dificultad a la hora de elaborarla es cero. Personalmente no me emocionó (aunque esta mañana he tomado otro trozo directamente del frigorífico y gana algo con respecto a ayer) pero por ejemplo a mi mujer sí que le gustó. Ya sabéis, cuestión de gustos.

Los ingredientes son los siguientes: 250 gr de azúcar, 400 gr de harina, 250 ml de leche entera, 1 sobre de levadura (tipo Royal), 4-5 manzanas (dependiendo del tamaño), 4 huevos de tamaño medio y un poco de margarina y harina para untar el molde.

El procedimiento es así de sencillo. Ponemos a calentar el horno a 185º. Después, en un bol (si tenéis una batidora de vaso mejor) ponemos todos los ingredientes: la leche, la harina, el azúcar, la levadura, los huevos y ¾ partes de las manzanas peladas y sin el corazón. Trituramos todo junto hasta que se forme una crema homogénea y sin grumos. Pelamos el resto de las manzanas y las cortamos en láminas finas. En un molde que habremos untando previamente con margarina y un poco de harina vertemos la mezcla y ponemos encima con cuidado las láminas de manzana. Metemos en el horno en la parte central sobre la rejilla y esperamos 60 minutos. Cuando termine el tiempo metemos un cuchillo y si sale limpio es que está hecho. Si no lo dejamos 5 minutos más y listo.

Para terminar podemos untar un poco de mermelada por encima de la tarta aunque yo prefiero darle un poco de almíbar, ya que es un sabor más neutro. Para elaborarlo es bien sencillo: ponemos en un cazo el doble de agua que de azúcar (por ejemplo 200ml de agua y 100gr de azúcar) y lo ponemos al fuego. Disolvemos bien con una cuchara el azúcar antes de que comience a hervir. Una vez que esto ocurra ni se toca. Reducirá hasta que adquiera la consistencia que queramos. Luego con un pincel de cocina no tenemos más que pintar con el almíbar la tarta y listo.

Como veis una receta muy sencilla y rápida de elaborar. Otro día haremos tarta de manzana de verdad. De momento vamos abriendo boca con ésta.

Bon apettit!

Anuncios