Etiquetas

,

Ravioli de carne

Comer pasta fresca hecha en casa no tiene nada que ver con comer cualquier otro tipo de pasta. Es como la noche y el día. Hay un antes y un después. Una vez que la pruebas cualquier pasta que puedas comprar en las tiendas (y eso que las hay de muy buena calidad) te parecerá “poca cosa”. ¿Que inconveniente tiene? Pues que hacer pasta fresca es una trabajo laborioso. ¿Divertido? Sí, pero laborioso al fin y al cabo. Si además queremos hacer pasta fresca rellena la cosa se complica más. No hace mucho arruiné en casa unos ravioli que iba a rellenar con una crema de ricotta y un puré de remolacha que prometían el cielo. Se quedó en un deseo fugaz. Una de las láminas de pasta no quedó como debía y fue imposible cerrar los ravioli correctamente. Tengo pendiente la revancha, pero tengo que encontrar el momento.

Todo esto que os he contado no significa que no podamos hacer en casa platos de una cierta calidad con pastas frescas comerciales y además con pocos ingrediente y poca dificultad. De entre las pastas frescas comerciales la mejor marca con diferencia (en mi humilde opinión) es Giovanni Rana.

Pastas Giovanni Rana

He probado pastas rellenas de las marcas típicas (Gallo, Knorr…) y otras un poco más especiales como Buitoni o De Cecco. Las marcas blancas no dan la talla por lo general en lo que a pasta se refiere (fresca o seca). El caso es que ninguna me transmite la calidad que tienen las pastas de Giovanni Rana. La calidad de la pasta en sí es bastante buena y los rellenos no están mal. 3 minutos exactos de cocción y están listas para degustar al dente. Luego habrá que esmerarse un poco con la receta en sí. Tengo la impresión de que por lo general la gente no dedica mucho tiempo a preparar la pasta en su casa y tampoco se sale de los estándares establecidos en nuestro país a la hora de elaborar recetas. Probablemente preguntes a una familia típica española por el número de preparaciones diferentes que hacen con la pasta en su casa y no superen las tres o cuatro. Si has tenido la suerte de estar en Italia y comer en sitios italianos podrás comprobar que la cosa cambia bastante. Pastas rellenas de todo tipo de ingredientes con salsas de verduras, de carne, de pescado, en sopas, en ensaladas… La variedad es infinita. Hoy os voy a mostrar una receta que todos podéis hacer en casa con mínimo esfuerzo y que la verdad está muy buena: unos ravioli de carne y verduras con setas y una salsa de ternera.

Los ingredientes que necesitamos (para 2 personas) son los siguientes: 1 paquete de pasta rellena Giovanni Rana de ternera y verduras, 150 gr de setas variadas, mantequilla, concentrado de carne (Bovril), pimienta negra, sal, perejil, queso parmesano y aceite.

Comenzamos poniendo a calentar agua en una cazuela para cocer posteriormente la pasta.

En una sartén ponemos  25-30 gr de mantequilla a fuego fuerte. Cuando se haya derretido añadiremos las setas, que saltearemos durante 5-6 minutos. A continuación las salpimentamos un poco y añadimos una cucharadita y media de concentrado de carne. Removemos bien y añadimos vaso y medio de agua. Dejamos que se cocine a fuego medio (que hierva levemente) mientras cocemos la pasta. Antes de servir la salsa añadiremos un poco de perejil picado.

Cuando el agua de la cazuela comience a hervir añadimos primeramente sal y posteriormente la pasta rellena. Contaremos 3 minutos, la escurrimos con cuidado y la ponemos en un plato donde habremos puestro primero un poco de parmesano rallado y aceite (si teneís un aceite aromatizado con boletus perfecto. Si no usad un arbequina). Luego vertemos por encima las setas y la salsa, terminando por espolvorear parmesano por encima y echando un hilito de aceite. El plato acaba pareciendo más una sopa, pero está muy rico.

Ravioli

Como véis en unos minutos tenéis una comida rica y diferente. La idea de la sopa os puede abrir además nuevos horizontes.

Bon apettit!

Anuncios