Etiquetas

, ,

Ensalada CésarProbablemente sea una de mis ensaladas favoritas y una de las más conocidas a nivel mundial. Es paradójico que se asocie esta ensalada a la gastronomía italiana (la mayoría de restaurantes italianos la incluyen en su carta) cuando su origen pertenece al otro lado del Atlántico. Sí es verdad que el cocinero que la “inventó” era italiano, pero llevaba viviendo en México la mayor parte de su vida. También en su origen la ensalada César no era lo que generalmente es en la actualidad. Únicamente llevaba hojas de lechuga romana, trozos de pan frito y un poco de ajo acompañado todo ello de un aliño hecho a base de anchoas, aceite, queso parmesano y unas gotas de salsa Perrins. Hoy en día se han añadido a los ingredientes el pollo y el bacon entre otros. Para mí personalmente la ensalada gana de esta forma. Más ingredientes ya los considero excesivos. Al final añadir muchos sabores puede resultar en un plato desastroso. No siempre más es mejor.

Esta ensalada la podéis encontrar preparada de diferentes maneras, si bien es cierto que en el 95% de los casos acabaréis comiendo algo muy malo como para poder tomar el nombre de ensalada César. Pollo frito grasiento, pan frito comercial, una mezcla de lechugas de bolsa, sin queso parmesano y una salsa más cercana a una mahonesa mala que a lo que debería ser harán que os arrepintáis de habérsela pedido al camarero de turno. Lo más importante de esta ensalada es la salsa, que es el elemento que le da nombre, pero tampoco hay que descuidar el resto de ingredientes. El pollo ha de estar sabroso y el bacon crujiente pero no quemado, por ejemplo. La receta que os voy a mostrar hoy fue un descubrimiento que hice en un programa del cocinero Jamie Oliver. No coincido con la salsa que hace él pero en el resto se supera. Tomad nota porque es una receta sencilla y merece mucho la pena.

La salsa césar

Esta salsa es sublime si se prepara en condiciones. Sólo hacen falta buenos ingredientes. ¿Qué ingredientes necesitamos? 1 diente de ajo, 60 gr de anchoas en aceite, 2 yemas de huevo, unas gotas de salsa Perrins, el zumo de 1/2 limón, 40-50 gr de queso parmesano rallado, aceite de oliva (uno suave y afrutado mejor) y pimienta negra. Antes he comentado que no comparto la salsa que hacía Jamie Oliver. La salsa César debe llevar yema de huevo y él utilizaba crema fresca. Además no hacía uso de la salsa Perrins, que le da un toque genial.

En un mortero ponemos las anchoas con el ajo y machacamos bien hasta obtener un puré. Añadimos un poco del aceite de anchoas de la lata. Echamos las yemas de huevo , la salsa Perrins y la pimienta negra y vamos mezclando todo bien. añadimos después el zumo de limón y cuando lo hayamos integrado con el resto de ingredientes vamos añadiendo popco a poco aceite de oliva, removiendo hasta conseguir una mezcla homogénea y untuosa. Calculo que como mucho os harán falta 125ml. Por último añadimos el queso parmesano y removemos bien hasta que se integre perfectamente. Ya tenemos nuestra salsa lista. ¿Fácil, verdad? Pues recordadlo la próxima vez que pidáis ensalada César por ahí y llorad.

La ensalada

La ensalada en sí es muy fácil de preparar aunque necesita un cierto tiempo. ¿Qué tiene la preparación de Jamie Oliver que tanto me gusta? Para el pollo elige muslos en lugar de pechugas ( que son más secas e insípidas) y lo hace asado y los croutons de pan los obtiene metiendo trozos de pan en la misma fuente del pollo de forma que absorberán los jugos que éste suelte. Luego se añade por encima el bacon que también soltará algo de juego que irá a parar a estos trozos de pan. Maravillosamente natural.

Vamos con los ingredientes. Necesitaremos unas hojas de lechuga romana, 3 o 4 muslos de pollo completos, unas lonchas de becon o panceta, un trozo de pan, romero, aceite, pimienta negra y sal.

Lo primero que haremos será poner a calentar el horno a 210ºC. Ponemos en una fuente el pan partido en trozos y el pollo. Echamos romero, salpimentamos, añadimos un poco de aceite y removemos bien para que la mezcla se impregne por el pollo y el pan. Ponemos los muslos encima de los trozos de pan y lo metemos al horno durante 45 minutos. Una vez transcurrido este tiempo sacamos la bandeja del horno, ponemos por encima las tiras de bacon/panceta y lo volvemos a meter otros 15-20 minutos, hasta que ésta esté crujiente.

Ponemos en una fuente unas hojas de lechuga romana partidas en trozos. Desmenuzamos el pollo asado y cortamos el pan y el bacon en trozos del tamaño que queramos. Añadimos todo a la fuente con la lechuga, salseamos con la salsa César que hemos hecho anteriormente y mezclamos bien. Terminamos el plato añadiendo unas lascas de queso parmesano por encima. Os aseguro que no os habéis comido una ensalada César igual nunca.

He estado buscando el vídeo de Jamie Oliver donde hace esta receta y como siempre es raro no encontrar algo en Internet. Os lo pongo a continuación parta que os entretengáis otro ratito más.