Etiquetas

Magdalenas

Hoy os voy a mostrar la receta definitiva para poder hacer vuestras propias magdalenas. Es tan sencilla que a partir de ahora no deberíais pensar en comprar magdalenas en las tiendas o supermercados cada vez que se os antojen. Salen tan excepcionalmente buenas que da hasta miedo (a que caigas en la tentación de comerte 7 u 8 de una sentada, claro). Esta receta la encontré leyendo un libro de Xabier Barriga, considerado uno de los mejores reposteros que tenemos en nuestro país. Utilizando ingredientes naturales y de calidad y un par de trucos y consejos estoy seguro de que váis a hacerlas a menudo. En mi casa ya no fallan ninguna semana.

Los ingredientes

Las medidas que voy a dar a continuación son aproximadamente para obtener 14-15 magdalenas de tamaño estándar. Necesitaremos 185 gr de huevo, 260 gr de azúcar, 285 ml de aceite de girasol, 90 ml de leche entera, 315 gr de harina, 8 gr de levadura Royal, la ralladura de un limón, una cucharadita de canela y una pizca de sal.

La harina que utilizaremos será una harina floja, no de fuerza como podemos emplear para hacerr pan, por ejemplo. El término floja se refiere a una harina con un bajo porcentaje de proteínas. En cualquier paquete de harina viene la composición de la misma y ahí podréis ver la cantidad de proteínas que contiene. Suele estar aproximadamente entre el 8% y el 13%. Cuanto más bajo sea el porcentaje mejor. ¿Por qué? Un menor porcentaje de proteínas hace más difícil el desarrollo del glúten y las magdalenas se esponjarán más, adquiriendo un mayor volúmen.

Los huevos se utilizarán enteros. Habrá preparaciones que sólo hagan uso de yemas, por ejemplo. Sin embargo el uso de huevos enteros dará un mayor volúmen al resultado final, además de favorecer que las magdalenas duren más tiempo tiernas por su capacidad para retener la humedad.

El azúcar es un elemento que en su justa medida ayuda también a que la conservación de las magdalenas se alargue. Si nos excedemos podemos hacer que se aborba más humedad de la necesaria y que las magdalenas duren menos tiempo tiernas. Aquí no vale echar cantidades a ojo.

Por último, como elemento graso vamos a utilizar aceite. Podríamos utilizar mantequilla, pero el resultado no sería el mismo. el resultado final no sería tan esponjoso y el sabor no sería tan suave. Para las magdalenas creo que es una mejor opción utilizar aceite. ¿De oliva o de girasol? Creo que para obtener una magdalena como las de antes, con ese sabor característico, es mejor opción utilizar aceite de girasol. El aceite de oliva es más fuerte y la mayoría de los aceites de oliva comunes le darían un sabor no deseable a las magdalenas. Si disponéis de una aceite de oliva suave podéis probar. Si no es así utilizad mejor de girasol.

La receta

En mi caso utilizo para este tipo de preparaciones mi robot amasador que me ahorra esfuerzos y mecla e integra los ingredientes mucho mejor. Si tenéis una batidora con el accesorio de varillas perfecto y si no os tocará darle al brazo con unas varillas manuales.

  1. Lo primero que haremos será hechar en el bol el azúcar y los huevos y los batiremos durante 5 minutos aproximadamente.
  2. Después añadimos el aceite y la leche y mezclamos todo durante 4 minutos.
  3. Por último añadimos a la mezcla la harina tamizada, la levadura, media cucharadita de sal, un poco menos de una cucharadita de canela y la ralladura de un limón. Mezclaremos durante 5 minutos.
  4. Metemos la mezcla en el frigorífico y dejamos enfriar 2-3 horas como mínimo antes de preparar las magdalenas.

Después de sacar la masa del frigorífico puede haberse endurecido un poco, por lo que puede ser un poco complicado echarla de forma fácil en el molde de magdalena. Yo lo que hago es verter la mezcla en una bolsa de congelados con cierre zip, de forma que luego sólo tngo que cortar un poco por uno de sus vértices y utilizarla como si fuerta una manga pastelera.

Antes de meter las magdalenas en el horno deberemos haberlo precalentado a 250ºC. Lo ideal es tenerlo a esa temperatura 10 minutos. Un accesorio imprescindible para obtener las mejores magdalenas es un molde de metal. En él podemos meter nuestras magdalenas sin temor a que los moldes de papel se aplasten ligeramente por el peso de la masa. Rellenamos los moldes 3/4 partes, espolvoreamos un poco de azúcar por encima de cada magdalena y metemos al horno. Bajamos la temperatura del horno a 210ºC y las tendremos 17-18 minutos. Una vez  que las saquemos del horno las dejamos enfriar encima de una rejilla. ¿El resultado? Juzgad vosotros mismos.

Magdalenas casera

Magdalena

¿Un resumen de consejos a tener en cuenta? Vamos con ello.

  • Prepara todos los ingredientes antes de comenzar.
  • El horno debe estar 10-15 minutos calentado a 250ª antes de introducir las magdalenas. Calcula el tiempo que le cuesta alcanzar esa temperatura y sabrás con cuánta antelación debes encenderlo.
  • Lo mejor es hornear las magdalenas con calor arriba y abajo. Con ventilador se corre el riesgo de que la masa se venza y no suba correctamente y con calor sólo abajo puede que no tengas la potencia necesaria (yo lo probé con el mío y el resultado fue desastroso).
  • No abrir nunca el horno. Si lo abres y las magdalenas no han terminado de subir es probable que se bajen por el aire frío de fuera y no vuelva a subir.
  • Pon las magdalenas sobre una rejilla en la parte media del horno. Si las pones muy abajo o muy arriba se podría quemar la base o la parte superior de las magdalenas.
  • Deja enfriar las magdalenas antes de comerlas. A veces será difícil resistirse pero la masa debe asentarse con el proceso de enfriado.

Buscando, buscando he localizado un vídeo de Xabier Barriga mostrando esta receta para un programa de televisión. Os lo dejo para amenizaros un poco el momento.

Anuncios