Etiquetas

,

Arroz con pollo, chorizo y champiñonesMuchas veces no hace falta complicarse la vida ni gastarse mucho dinero para comer bien. Ya he comentado alguna ve que hoy en día la mayoría de la gente no dispone del tiempo necesario para dedicar 2 o 3 horas a la cocina y a veces teniéndolo tampoco hay a menudo ganas de ello. Pero esto no significa que tengamos que comer cualquier cosa elaborada en 5 minutos (cuando no significa tirar de congelados). El arroz es un alimento que me encanta, es muy socorrido y admite de todo. Puedes tener un fantástico plato en 45 minutos. Creo que no es mucho tiempo y merece la pena. Únicamente hacen falta 2 o 3 materias primas de calidad. Que el tiempo que vayamos a invertir en la cocina cunda lo máximo posible.

Ingredientes

Para una paella de 2 raciones necesitamos: 150 gr de pechuga de pollo, 150 gr de un buen chorizo fresco, 75 gr de champiñones Portobello (o de cualquier otro tipo), 180 gr de arroz bomba, 800 ml de caldo de pollo, 1 ajo, 4 cucharadas de salsa de tomate, aceite y sal.

Preparación

Comenzaremos cortando las pechugas de pollo, el chorizo y los champiñones. El corte ha de ser pequeño. Hace tiempo que he aprendido que un arroz “seco” se disfruta mucho más si los trozos de los ingredientes que acompañan al arroz son de un tamaño pequeño.

  1. En una cazuela ponemos a calentar a fuego medio el caldo. Debe estar caliente en el momento que vayamos a añadirlo al arroz.
  2. En una paella ponemos 3-4 cucharadas de aceite a calentar a fuego moderado. Cuando haya cogido temperatura añadimos el pollo troceado y lo sofreimos dando vueltas de vez en cuando durante 7-8 minutos. Añadimos a continuación el chorizo, sofreimos junto al pollo durante 3-4 minutos y añadimos los champiñones y el ajo. Echamos un poco de sal y lo dejamos aproximadamente otros 3 minutos.
  3. Añadimos la salsa de tomate, echamos unz pica de sal y azúcar (para rebajar la acidez) y removemos bien para que se integre con el resto de ingredientes. Dejaremos que se sofría a fuego medio 3-4 minutos. Con esto conseguimos que parte del agua que contiene se evapore y que se concentren más los sabores.
  4. Una vez sofrito el tomate añadiremos el arroz. Recomiendo que utilicéis un arroz de calidad, como por ejemplo el arroz bomba. Es un arroz de grano redondo, un poco más pequeño que el resto de arroces, pero es capaz de absorber más líquido (y por lo tanto quedará más sabroso) y además no se pega como el resto de arroces comunes, quedando suelto y mejorando mucho el resultado final. Si comíeramos arroz todos los días os diría que os lo pensárais, pero no siendo así merece la pena invertor un poco de dinero. Le daremos unas vueltas al arroz en la paella durante 3 minutos.
  5. Añadimos a continuación el azafrán, damos un par de vueltas y añadimos rápidamente el caldo. Subimos el fuego al máximo, añadimos un poco de sal y dejamos hervir durante 7 minutos.
  6. Pasado ese tiempo bajamos al fuego a la mitad de forma que el hervor sea leve y lo tendremos otros 10 minutos. Si hacemos el arroz siempre en la misma paella cazuela y sabemos el líquido que evapora como mostré en un post anterior llegados a este punto el caldo se habrá consumido por completo.
  7. Ya sólo nos queda apartar la paella del fuego, taparla con un trapo y dejar que repose durante 3-4 minutos.
  8. Servimos en el pllato y a gozar!

Arroz con pollo, chorizo y champiñones

No me digáis que no os están entrando ganas de probarlo el próximo fin de semana.

Bon apettit!